PREGUNTAS FRECUENTES

¿QUÉ SON LAS ADR?


ADR es el acrónimo de Alternative Dispute Resolution. Se trata de procesos que tienen como finalidad resolver las controversias de una manera alternativa a los juicios. Estos procesos tienen en cuenta otros aspectos, más allá de los legales, pues se centran también en las personas, los contextos y las necesidades.




¿QUÉ ES LA MEDIACIÓN?


La mediación es un proceso en ADR por el que las personas implicadas en una controversia, trabajan con un mediador para identificar los asuntos, recoger información, generar opciones, y llegar a un acuerdo. El mediador es neutro, esto quiere decir que no defiende a ninguna parte en concreto, sino que ayuda a encontrar soluciones que puedan ser válidas para todos los implicados. La persona mediadora no tiene ningún papel de toma de decisión.




EN UNA MEDIACIÓN, ¿HACE FALTA UN ABOGADO?


En determinados casos, los acuerdos tomados en mediación deberán ser formalizados ante un notario o al juzgado (en este caso el abogado no iniciará un juicio contra la otra parte, su función es dar cobertura legal a lo que las partes han acordado). Por ejemplo: los divorcios con hijos habrá que homologarlos en el juzgado, por eso siempre es necesario un abogado y un procurador; en temas empresariales muchos de los acuerdos acaban formalizando notarialmente. Las personas que están en mediación pueden consultar a sus abogados, y en algunos casos se valora que los abogados pueden estar presentes.




¿QUÉ ES EL DERECHO COLABORATIVO?


El derecho colaboración es una manera de trabajar de los abogados que se enfocan en asesorar a las personas de manera que puedan llegar a acuerdos sobre todos los temas que hay que tratar sin necesidad de iniciar procesos judiciales de confrontación -llamados contenciosos-. Un abogado colaboración, a diferencia del mediador, sí puede asesorar pero es un asesoramiento dirigido al consenso incorporando técnicas y conocimientos de otras disciplinas como la negociación, la psicología. Por ejemplo, en casos de divorcio permite hablar de temas económicos, de cómo criar a los hijos, ...




¿CÓMO SE TRABAJA?


Se hacen reuniones para poner los temas sobre la mesa y mirar qué opciones de solución hay.
Por ejemplo:
En caso de cuestiones patrimoniales, entre otros:

  • Se detallan qué bienes hay
  • Se hace una valoración
  • Se analizan las diferentes opciones que hay
  • Se toman acuerdos
En situaciones de divorcio, entre otros:
  • Se trabaja conjuntamente el plan de parentalidad
  • Se mira la situación de los miembros de la familia para ver cómo pueden reordenar la nueva vida.
  • Se trabaja como planificar la economía
  • Se trabaja la gestión de los bienes comunes y qué decisiones hay que tomar (cómo, cuándo y cuánto ...)
Por lo tanto, implica un trabajo con un equipo profesional donde se tienen en cuenta todos los aspectos no sólo los legales y fiscales, sino también cuáles son las necesidades de los implicats. La mediación puede ser parte del proceso Colaborador.




VENTAJAS DE LA MEDIACIÓN


  • Se trabaja con confidencialidad para ofrecer soluciones efectivas, asequibles, satisfactorias y duraderas en el tiempo.
  • Los profesionales trabajan para que las discrepancias o discusiones sean tranquilas y respetuosas.
  • Se tiene muy presente como el conflicto o la controversia afecta a las personas y se intenta que se resuelva de una forma, humana, ágil y rigurosa.
  • Permite ir más allá del derecho pero sin renunciar a las garantías legales.




¿QUÉ COSTE TIENE?


Se hace un presupuesto que es necesario aceptar antes de empezar a trabajar. El coste dependerá mucho de qué temas se traten y su complejidad (divorcio, separación, con o sin hijos, en función del patrimonio o importes...) Sin embargo, que al ser colaboración el dinero irá destinado a encontrar soluciones y no a luchar en los tribunales, por lo tanto esto hace que en la práctica sea más económico que un tratamiento judicial contencioso.




HISTÓRIA DE LA MEDIACIÓN


La Resolución Alternativa de Conflictos (RAC o ADR) nació como una alternativa a los juicios para resolver conflictos en situaciones de ruptura familiar o disputas vecinales. La experiencia en este terreno se extendió después a otros ámbitos, como el empresarial, el laboral o el escolar. Esta ampliación temática permitió también ir más allá de la resolución del conflicto y se comenzó a gestionar la prevención y la administración. Uno de los procesos de la resolución alternativa de conflictos más conocido y extendido mundialmente es la mediación. Como proceso, la mediación tiene raíces muy antiguas. En China, desde la antigüedad, se ha utilizado para solucionar desacuerdos. Confucio afirmaba que el estado natural de las relaciones humanas era la armonía y que enfrentarse al adversario para resolver conflictos (que el uso de procedimientos adversariales de resolución de conflictos) es la antítesis a la paz deseada. En Japón, desde la antigüedad, el líder del pueblo es el encargado de ayudar a resolver las disputas entre los habitantes. Ya fue después de la Segunda Guerra Mundial cuando se institucionalizó esta práctica, la conciliación de desavenencias personales. En Estados Unidos la mediación surgió en los años sesenta impulsada por los movimientos civiles. Ante la no respuesta del sistema decide buscar soluciones alternativas para gestionar los conflictos sociales. En San Francisco, nacieron los community boards, los primeros centros de mediación vecinales formados por voluntarios. Tenían como objetivo promover la cultura de la paz entre sus vecinos.
De manera paralela y liderado por la Universidad de Harvard, se empezaron a poner en práctica diversos programas de mediación en el ámbito familiar. Desde el mundo judicial derivaban a la medicación los conflictos matrimoniales, especialmente aquellos en los que había hijos. La práctica estadounidense se extendió a Canadá, Argentina, Japón, Australia y Reino Unido en los años setenta, y se desarrollaron diferentes corrientes y escuelas de pensamiento. En muchos países europeos existen programas de mediación desde los años ochenta. En países como Francia, Alemania, Bélgica, Austria, Finlandia, Países Bajos, la mediación está plenamente integrada socialmente.





CONTACT0

Avinguda Diagonal, 466, 08029 Barcelona, España

E-mail: administracio@addoconflictresolution.com

Tel: +34 931 06 64 86

ADR I MEDIACIÓ

derecho colaborativo